Diván pata Todos

E/Psicología Yosmar Fernández Villegas

sábado, 8 de abril de 2017

Viviendo con el enemigo

E/Psic. Yosmar Fernández CNP 19.899. Teléf.: 0426-8723699 Correo:divanparatodos@gmail.com
Twitter: @divan_paratodos / facebook: divanparatodos

El matrimonio es una constitución sagrada que debe mantenerse saludable por el bienestar de los hijos y la familia entera, pues de esto depende una vida armoniosa y un ambiente saludable para el desarrollo de los hijos, así como también para la autorrealización del ser humano.

En primera instancia los hijos se fortalecen y se desarrollan adecuadamente al calor de los padres y sus particulares acuerdos para llevar la familia, lo que le brinda seguridad, les hace sentir los límites con claridad y les permite aprender habilidades para la vida, sin distorsiones, ni perturbaciones mentales, ni físicas.

En el caso de los adultos, la autorrealización del ser humano, permite que éste no solo establezca metas profesionales o laborales, sino también de bienestar psíquico y emocional partiendo de una vida placentera y que contribuya a la realización y la generatividad necesarias en la adultez avanzada y al final de la vida.

Por esta razón, el matrimonio debe estar completamente unido y sin personas al rededor que impongan sus necesidades, destruyendo a veces hasta sin darse cuenta la vida familiar y la estabilidad emocional de los hijos y las parejas, de allí el famoso dicho “El que se casa, casa quiere”. En este sentido es importante reflexionar cobre la necesidad de consolidar la privacidad en el hogar.

Por otra parte, en el mejor de los casos, la convivencia puede ser de contribución, cuando aquel familiar (suegra, familiar o visitante), respeta las normas de la pareja, pero en el común denominador, éstas son personas que generar conflictos y tratan de recibir atención ocupando roles que no les corresponden.

Esto sucede porque quien se encuentra en medio de una familia, por lo general se encuentra solo y con deseos de atención, esto lo motiva a inclusive a buscar reconocimiento de otras personas para sentirse parte de algo, por todo lo anterior es importante cuidar la pareja en el matrimonio, de manera tal que pueda contar con buena compañía para toda la vida.

Recuerde que los terceros muchas veces tratan de formar parte, tratando de imponer su forma de lavar, planchar o cocinar, opinando o corrigiendo a la pareja que tiene su propia forma de hacer las cosas, en ocasiones porque quieren resguardar las costumbres.

Es necesario que las suegras y familiares que asumen esta actitud en un hogar, busquen solventar su situación de vida en la medida de lo posible para evitar en el mejor de los casos, conflictos familiares, estados emocionales complejos en los hijos, desestabilización en la pareja, incomodidad en el ambiente familiar.

Y también para evitar en el peor de los casos, conductas disruptivas en niños y adolescentes, consumo de alcohol, promiscuidad, rupturas matrimoniales, conflictos legales, desarrollo de trastornos alimenticios, bajas calificaciones escolares, dificultades en el aprendizaje y todo tipo de trastornos emocionales por conflictos familiares.

Recomendaciones:
  • Cuando decida unirse a una persona, planifique su espacio familiar, su hogar.
  • Si ama su pareja, renuncie a los lujos y si es posible duerma en el piso, pero con su pareja.
  • Establezca normas claras para su familia, hijos o pareja y exija respeto para ellas, impidiendo que nadie irrumpa en ellas.
  • Nunca acepte de parte de un familiar un “me quedo solo por un tiempo”, porque se quedará por mucho más. 
  • Hable claro a su familiares sobre su necesidad y gusto de tener privacidad con su pareja e hijos, para evitar crear confusiones, sobre quién es más importante.
  • Suegra, hermano, tío, primo o lo que sea, entienda que usted es importante, pero la nueva pareja y familia lo es mucho más.
  • Saque de su vida suegras o familiares tóxicos chismosos y conflictivos.
  • Evite escuchar consejos de que “su familia siempre será su familia y que las mujeres y los hombres van y vienen”, eso es mentira, su esposo o esposa es irremplazable y sus hijos los necesitan juntos.
  • Conozca la familia de su pareja y hágase la idea de que son su familia, porque serán parte de su vida aunque usted no lo quiera, pero procure mantenerlos a distancia.
  • Viva en matrimonio, es lo más recomendable para todo el mundo, libérese de apegos con su familia de origen y constrúyale una familia a su descendencia.
  • Busque ayuda profesional si no sabe cómo actuar ante las agresiones a su matrimonio y procure no descansar hasta encontrar la paz y privacidad que todos merecen.
  • Finalmente recomiendo leer y escuchar “Diván para todos”, en su versión WEB y radial todos los sábados a las 9 de la mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario