Diván pata Todos

E/Psicología Yosmar Fernández Villegas

viernes, 10 de marzo de 2017

Emociones manifiestas

Yosmar Fernández Villegas CNP 19.899

Las personas se mueven gracias a sus emociones y estas guían las conductas sin que quien las vive se dé cuenta de esto, pero muchas otras están entrenadas para controlar sus emociones porque actúan no desde ellas, sino desde su raciocinio identificando lo que sienten y haciendo uso del autocontrol.

Entre ambas formas de funcionamiento, el que parte del raciocino es más funcional y permite que haya un mayor control de la vida y de las situaciones, porque la racionalidad se hace en forma consciente, mientras que la que parte de las emociones genera impulsos que producen conductas inconscientes, que pueden desarrollar problemas indeseados.

En el primero de los casos las personas por lo general están satisfechas con su vida y sus experiencias y en el segundo de los casos, las personas muchas veces se sienten apenadas cuando se dan cuenta que han ocasionado problemas o incomodidades, y es porque los primeros tienen mayor control de sus vidas y los segundos no.

Quienes tienen mayor poder psicológico, mayor madurez cognitivo, se hacen conscientes de lo que sienten, desarrollan asertividad, inteligencia emocional, autocontrol y eso es satisfactorio, mientras que quien funciona desde sus emociones no logra distinguir que está dejándose llevar por lo que siente, no identifica sus emociones, y por lo tanto no sabe cómo controlarse.

Lamentablemente la mayoría funciona desde las emociones y no desde el raciocinio, porque para tal madurez y desarrollo, se necesita entrenamiento orientado muchas veces por un profesional de la psicología. Ésta actitud genera molestias en otras personas que, aunque no se lo dicen, lo experimentan y por consiguiente evitan su compañía.

Si el emocional ve una amiga que ya no pese lo mismo que la última vez que la vio, actúa impulsiva e indiscretamente diciéndole “Dios, pero a ti no te ha pegado la dieta socialista, estas gorda!!!” o ¡Estas en el huesito mujer!, qué te paso?!!!, andas demacrada!!, estás enfermaaa???, por qué estás tan fea?... como descuidada, y estas emociones manifiestas producto de la impresión, curiosidad e ignorancia de quien las dice, dañan psicológicamente y desequilibran a la persona que recibe estos comentarios.

Los receptores generalmente son personas que están enfermas, que están pasando por una situación difícil en su núcleo familiar, que están atravesando un divorcio o simplemente están envejeciendo y todas estas situaciones comprometen la estabilidad psicológica en forma importante, por lo que recibir estos comentarios de la gente imprudente, empeora su situación, dañando más intensamente su estado de ánimo y su equilibrio emocional y psicológico en general.

Muchas personas se creen espontáneas porque incurren en éste tipo de situaciones, sin embargo, la espontaneidad nada tiene que ver con éstas imprudencias y si usted incurre en ellas necesita atención psicológica. En este sentido es importante darse cuenta que el profesional de la psicología es la persona adecuada para ayudarle a resolver esta situación que lo mantiene alejado de las personas, sin usted mismo saber por qué.

Recomendaciones
Identifique las diversas situaciones en las que usted ha cometido este tipo de equivocaciones con las demás personas para que las evite.

Identifique qué es lo que usted busca cuando intenta ridiculizar a los demás (es usted una persona que le gusta conocer la vida de los demás, es una persona que quiere sobresalir a costa de las deficiencias de otros o simplemente le gusta burlarse de los más débiles), cuidado porque a veces los conflictos hacen irritable a la gente y le pueden salir con una respuesta inesperada.

Si usted entra en el patrón antes descrito, se dará cuenta entonces que es una persona indeseable para otros, y si no sabe cómo salir de este patrón, debe buscar ayuda psicológica.

Sin embargo, hay cosas que puede hacer, como primer paso debe hacerse consciente de sus pensamientos, de sus acciones y detenerse a pensar antes de hablar en el contexto y entorno que sea.

Luego, trate de controlar su necesidad de saber qué pasa con la vida de otros y concéntrese en la suya, si lo que quiere es sobresalir sobre los demás trabaje en su preparación y esmérese para hacer cosas que sean dignas de admirar, sin que tenga que pasar por encima de los demás, y si a usted le gusta burlarse de otros, de igual manera empiece por revisarse usted para que identifique por qué es una persona resentida.

Recuerden que cualquiera de estas formas de ser le alejan de los amigos y de las personas que le rodean y que genera dolor, sufrimiento y maltrato en los demás, tomando en cuenta que muchas personas en consulta acusan, este dolor y sufrimiento al momento de describir la causa de su trastorno que muchas veces parte de los comentarios de los imprudentes que abundan por falta de educación y orientación adecuada.

La más importante recomendación es que cierre la boca cuando se presente una situación de riesgo, convénzase de decir cosas productivas y en su defecto hacer silencio.

Si no puede solo busque ayuda y en todo caso siempre lea o escuche Diván para Todos en su blog o en Boconesa 107.3 fm, los sábados a las 9 de la mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario