Diván pata Todos

E/Psicología Yosmar Fernández Villegas

martes, 21 de febrero de 2017

Depresión en la adolescencia

E/Psic. Yosmar Fernández CNP 19.899. Teléf.: 0426-8723699 Correo:divanparatodos@gmail.com
Twitter: @divan_paratodos / facebook: divanparatodos

Imagen cortesía de: http://atusaludenlinea.com/

Uno de cada 5 adolescentes sufre de depresión en algún momento de la adolescencia, se torna en un problema grave cuando la depresión toma el control de la vida del joven, y su tristeza y abatimiento predomina en su vida, llena de tantas exigencias y necesidades.

Es importante que los padres se hagan conscientes de la depresión de sus hijos y trabajen en conjunto para ayudarlo a salir adelante. Existen múltiples razones por las que se presenta; una autoestima baja es la más común, ya que comienzan a sentirse inadecuados, menos importantes que sus pares, incomprendidos y sin amor.

A esto se suma el estilo parental de sobreprotección o de permisibilidad, ya que ambos son nocivos en la evolución psíquica del ser humano, pues los padres por sus temores tienden a exigir más a sus hijos y a evitarles vivir sus propias experiencias para el aprendizaje.

Por el contrario otros indiferentes, envían el mensaje de desinterés a sus hijos, dejándolos tomar las riendas sin ningún tipo de normas, ni límites, lo que genera sentimientos de desamor producto de la desatención.

Éstas y otras causas externas al hogar y la familia interfieren en la vida del adolescente, que ya lleva sobre sus hombros la responsabilidad de la elección sobre su futuro y su profesión, el desarrollo de su sexualidad, manejo de sus preferencias sexuales, relaciones interpersonales enmarcadas en la sociedad actual, etc.

Los síntomas de la depresión son múltiples, son jóvenes irritables, con mayor sensibilidad a la crítica, pueden tornarse retraídos, acusar cefaleas o dolores abdominales, puede manifestar cansancio, no disfrutan de sus actividades, experimentan sentimientos de tristeza, abatimiento, melancolía.

Es importante observar si está durmiendo menos o más de lo normal, si sus hábitos alimenticios cambian, si presenta dificultad para concentrarse en sus tareas y actividades habituales, si está teniendo problemas para tomar decisiones, también debe estar atento a las calificaciones, ya que si su rendimiento baja puede ser un signo de depresión.

El hurto de objetos, la sexualidad temprana, el consumo de alcohol o drogas, son otros signos significativos de este tipo de psicopatologías de los estados de ánimo, en jóvenes adolescentes. Al constatar este tipo de situaciones es necesario intervenir de inmediato.

Recomendaciones:
No atente en ninguna etapa del crecimiento contra la autoestima de su hijo, atacando su persona y no los problemas que se presentan durante el crecimiento y la evolución.
Evite establecer comparaciones entre los hermanos o amigos de sus hijos.
Dedique tiempo al disfrute con los hijos, distribuyendo su tiempo de manera tal que cumpla con sus obligaciones como padres.
Establezca límites claros en las normas de su hogar y su familia.
Aproveche las oportunidades del día a día para siempre dejar buenas enseñanzas a sus hijos que le sirvan para su vida.
Los problemas de los padres deben ser tratados al margen de los hijos y buscar ayuda en el manejo de divorcios o separaciones, en tal caso evite hablar mal de su padre o de su madre, a los hijos involucrados en una ruptura conyugal.
Manifieste su amor verbal, físicamente y con acciones para que el niño sienta que es amado y protegido, este viviendo o no con sus hijos.
Busque ayuda en caso de observar cambios en su hijo, que usted pueda contrastar con los estados de depresión aquí descritos.
Lea y escuche Diván para Todos, orientación gratuita para inteligentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario