Diván pata Todos

E/Psicología Yosmar Fernández Villegas

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Impacto del terror en los niños

E/Psic. Yosmar Fernández, Teléf.: 0426-8723699 Correo:divanparatodos@gmail.com
Twitter: @divan_paratodos / Instagram y facebook: divanparatodos
Imagen cortesía de: http://www.psicodiagnosis.es/

Las películas de terror, telenovelas o series que son transmitidas por los medios de comunicación y a las cuales se tiene acceso a través del internet, pueden ser perjudiciales para la salud física y psicológica de los niños. Por esta razón comprobada científicamente, las leyes exigen que sean transmitidos en los horarios supervisados.

Sin embargo muchas veces los responsables no supervisan lo que ven los menores, además a través de internet y programas de canales internacionales, ofrecen distintas opciones a la mano de cualquiera, para descargar contenidos de todo tipo que atenta sobre los niños de una forma inminente.

El desarrollo cognitivo en el ser humano es paulatino y la consolidación de la diferencia entre fantasía y realidad se logra alcanzar luego de un proceso de madurez perceptiva y de pensamiento. Además la teoría del aprendizaje vicario demuestra cómo los niños son capaces de imitar cualquier cosa que vean y que les sirva de modelo.

Tal es el caso de la teoría desarrollada por el psicólogo canadiense Albert Bandura quien con su famoso muñeco bobo, pudo comprobar que los niños son capaces de agredir, luego de observar de un modelo, cómo pueden hacerlo. Además de éstos aprendizajes obtenidos a través de la observación, están las psicopatologías que pueden desarrollar.

La vulnerabilidad a trastornos de ansiedad, tales como el trastorno de estrés post traumático, trastorno por estrés agudo y cualquier otro traumatismo, puede presentarse a través de una película que incremente la tolerancia del infante. Éste puede sufrir síntomas vasovagales, irregularidades cardíacas, cefaleas, náuseas, sudoración, entre otros.

Estos trastornos producen pesadillas, miedos que se presentan sobre todo en las noches, tensión, insomnio, problemas alimenticios y gástricos, que pueden prolongarse por el tiempo que determine el trastorno y que ameriten atención psicológica, en muchos de los casos no tratados con un profesional por falta de conocimiento de su importancia.

Los padres no solo permiten que cosas como éstas puedan suceder, bien sea por descuido o accidente, sino que además no conocen la importancia de visitar al psicólogo y dejan que el niño continúe adelante con dudas y temores. Es importante y necesario reconocer que la ayuda psicológica va a permitir al niño superar los traumas y crecer libre de vulnerabilidad a futuros nuevos trastornos.

Además las imágenes almacenadas en el hipocampo continúan presentes a lo largo de la vida, debido a la carga emocional que se involucra en el registro de las mismas, esto hace que se presenten hipermnesias que son pensamientos que aparecen insistentes en la mente del menor, con elementos visuales observados en la película que se van recuperando paulatinamente.

Esto hace que los niños vivan pesadillas y miedos que con el tiempo aprenden a controlar, pero que les causa sufrimiento psicológico por mucho tiempo. La recomendación principal es evitar que los niños se expongan a estas historias de terror, que se pueden convertir en terror también para los padres.


Si esto sucede, no deje solo el niño, ofrézcale su apoyo abrazándolo y ayudándolo a distraer los pensamientos con canciones infantiles, imágenes inofensivas, ejercicios de relajación, cuentos infantiles libres de violencia, encienda la luz, dele a tomar agua, acompáñelo mientras supera el trauma y explique diferencias entre realidad y fantasía, por último visite al psicólogo y tome previsiones la próxima vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario