Diván pata Todos

E/Psicología Yosmar Fernández Villegas

domingo, 24 de julio de 2016

Infidelidad

E/Psic. Yosmar Fernández, Teléf.: 0426-8723699 Correo:divanparatodos@gmail.com
Twitter: @divan_paratodos / Instagram y facebook: divanparatodos
Foto cortesía de: http://www.exitosocial.com/

La infidelidad es el resultado de un sinfín de situaciones que pueden ocurrir en la vida de una persona y que deteriora su relación marital, familiar, destruye la tranquilidad, la confianza, autoestima, genera emociones y sentimientos no deseados, rivalidades, dolor psicológico, estrés.

Es una falta de firmeza y constancia en los afectos, ideas y obligaciones. No se conjugan correctamente los elementos básicos que conforman una relación o ésta no se consolida tras el proceso adecuado, que debe comenzar por el tiempo previsto para conocerse mutuamente y encontrar expectativas comunes en función de la vida en pareja.

También puede deberse a la ruptura de la relación por una situación específica o traumática experimentada durante el tiempo de vida en pareja, una decepción o una deficiencia de habilidades asertivas y uso de mecanismos de defensa que le impiden enfrentar sus realidades.

Ante los distintos escenarios, es necesario enfocar el artículo en una de las situaciones más comunes en el tema de la infidelidad y es la necesidad de novedad y atención constante a la que se enfrenta el ser humano, motivo por el cual éste cambia de celular, de corte y color de cabello, se escoge una película que no haya visto o un traje festivo que nadie lo tenga.

Esta es la naturaleza del ser humano, así que las relaciones de pareja deben estar en constante renovación para mantener vivo el interés de ambos y seguir cultivando el amor que los unió. La primera equivocación es creer que ya todo está hecho cuando se llega al matrimonio, y es justamente ahí cuando comienza el trabajo de ambos para seguir unidos…hasta que la muerte los separe.

El hombre se mantiene cautivo visualmente y la mujer auditivamente, por eso la mujer debe estar siempre bella en la medida de sus posibilidades, tomando como referencia la actitud y el amor propio para su desenvolvimiento y el caballero nunca debe olvidar detalles, palabras armónicas y llenas de amor para alagar a su dulce princesa.

Otro detalle que no debe olvidarse es que las relaciones viven etapas y unas son más intensas que otras. La etapa del enamoramiento es efusiva sexualmente, hay intereses de conquista por lo que hay más creatividad y luego la etapa madura de la relación, que es en la que surge tiempo para darse cuenta de los defectos y baja la efusividad sexual.

Cuando la pareja está en la segunda etapa de su relación y uno de los integrantes presta su atención fuera de la pareja, se queda atrapado en la etapa uno de una nueva relación con un tercero, generando graves daños. La clave es no permitir que detalles de terceros penetren en la relación manteniendo presentes la pasión, la intimidad y el compromiso con su pareja estable.

Estos tres elementos deben mantenerse vivos, para que se mantenga viva la relación, de lo contrario tendrían que arrastrar con situaciones no deseadas, que de no recibir ayuda profesional terminarían siendo el comienzo del fin para ambos, cosa que es lo último que se espera, sobre todo si hay niños de por medio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario