Diván pata Todos

E/Psicología Yosmar Fernández Villegas

martes, 5 de julio de 2016

Bajas calificaciones escolares

Grafica cortesía de http://casadelafamilia.cl/

E/Psic. Yosmar Fernández, Teléf.: 0426-8723699 Correo:divanparatodos@gmail.com
Twitter: @divan_paratodos / Instagram y facebook: divanparatodos

Las bajas calificaciones de niños y adolescentes son un dolor de cabeza para los padres, quienes anhelan salir con una sonrisa amplia el día de la entrega de boletas, exponiendo la hoja para que todos la puedan ver, en lugar de tratar de esconderla para que los demás no vean ni de lejos la definitiva de su hijo.

Esto ocurre cuando los resultados no son los esperados y  lo que hacemos es regañar y regañar para buscar que los hijos tengan una actitud diferente frente a la tarea de estudiar, sin darnos cuenta que el regaño solo hace que ambos (padres e hijos), pasen un mal rato, mientras que los resultados siguen siendo los mismos y cada vez peores.

Empeora la situación, porque además de la deficiencia que refleja el niño o adolescente, los estudios representan una actividad poco satisfactoria, en la que los momentos de tensión se propician en la familia, dados los resultados negativos (malas calificaciones escolares).

Lo mejor que se puede hacer es entablar inicialmente una conversación con su hijo, para que éste le diga cómo se siente mientras estudia y qué representa esto para él, allí se dará cuenta de lo poco atractivo que le resulta el estudio y esto puede deberse a que no se siente motivado porque siempre sale mal, en la casa hay un ambiente hostil al respecto y/o que considera que lo que estudia no servirá para nada.

Recuerde que la motivación es el motor de todo lo que se hace. Para mejorarla tome en cuenta las siguientes recomendaciones:
  • Haga que el niño o adolescente escoja el sitio que más le guste para estudiar, aunque no le guste a usted, solo procure que tenga un clima agradable y buena luz
  • Busque un horario para el estudio que no coincida con actividades o programas de televisión que le gustan.
  • Evite que el niño o adolescente se disponga a estudiar si tiene hambre.
  • Ayudelo a entender el valor de lo que estudia y reste importancia a las calificaciones.
  • Aclare sus dudas y siempre revise el trabajo final.
  • Respete sus formas particulares de estudiar, evitando imponer las que son efectivas para usted.
  • Premie sus esfuerzos por pequeños que le parezcan, con palabras armónicas y gestos afectivos.
      Si esto no resulta, busque ayuda psicológica, para que éste haga una revisión general de su hijo, detecte las deficiencias en las cuales debe trabajar, le dé detalles de cómo conseguir una mejoría y le haga seguimiento a los logros obtenidos. 
      
      Diván para todos trae planes especiales para esta temporada de vacaciones, que le ayudarán a resolver problemas de aprendizaje presentes en su hijo y mejorar sus hábitos de estudio para iniciar un año con mayor entusiasmo y optimismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario