Diván pata Todos

E/Psicología Yosmar Fernández Villegas

domingo, 15 de mayo de 2016

Ellas hablan en Chino y ellos en Inglés ¡¡¡#*^%º&Ç!!!

E/Psic. Yosmar Fernández CNP 19.899
Twitter: @yosmarfvillegas

Las mujeres guardan la esperanza de hallar la felicidad en el perfecto príncipe azul, ese hombre detallista, amoroso, que puede deducir lo que ella necesita y hasta adivinar sus pensamientos. Los hombres buscan la anhelada felicidad en la esposa perfecta que mientras más callada, más atractiva es, para llevar la fiesta en paz dentro del matrimonio.

Como se puede ver a simple vista, el conflicto se da en el proceso de comunicación, en el que parece que ellas hablan en chino y ellos en inglés. Pero la realidad es que nadie nos enseña a comprender la diferencia natural de los seres humanos, sino que por el contrario nos inculcan las historias de cuentos de hadas.

La felicidad de cada quien depende de sí mismo, es una decisión que toma la persona de vivir armónicamente, asertivamente y de aprender a comunicarse, así como también de aprender a defender su espacio individual, respetando el espacio de los demás, aún y cuando se trate de la relación de pareja.

La mujer debe practicar la manera de hablar con la pareja, puesto que los hombres no tienen la capacidad de adivinar. Muchas veces usar ropa especial (según la mujer), debe tener un significado preciso para el hombre y la pretensión es que éste adivine la razón por la cual la mujer lleva puesta esta ropa especial.

La naturaleza masculina, sustentada en el inconsciente colectivo, no les permite hacer uso del instinto para relacionar situaciones, fechas, miradas, formas de vestir, en un momento en el cual no están en plan de conquista, por lo que no todos aprenden a ser detallistas, esto es algo que hay que enseñar, si se trata de algo importante para la mujer.

Así que la recomendación más importante para ellas el día de hoy es practicar cómo decir las cosas claramente, en lugar de insinuarlas para que sean adivinadas. Es necesario usar el vocabulario adecuado y con el que se dé significado preciso a lo que se quiere decir.

Ellos por su parte esperan que la mujer se mantenga ciega y sordo muda, porque cuando ellas hablan, ellos pierden rápido el interés en escucharlas, ya que la mujer es quien tiene la mayor capacidad cerebral para analizar detalles y para usar su instinto maternal, por ende es quien se encarga de alegar sobre las cosas que están bien o mal.

Esto suele ser incómodo para la mayoría de los hombres, que por naturaleza necesitan sentir que son los que llevan las riendas de la relación. En éste sentido es necesario recordarles a ellos que es importante aprender a equilibrar las cosas en la dinámica de pareja, pues los aspectos sociales en la actualidad influencian el aprendizaje de la mujer y eso es difícil de modificar a menos que ella decida hacerlo.

La recomendación más importante para ellos hoy, es trabajar en su ego y aprender el nuevo concepto de pareja en el que ambos pueden opinar, aceptar que puede llegarse a un sano equilibrio e intentar estar atento a las señales, que puede estar enviando una mirada en un momento dado, para hacer más fácil la comunicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario