Diván pata Todos

E/Psicología Yosmar Fernández Villegas

sábado, 7 de mayo de 2016

Accidentes motorizados, una realidad hiriente

E/Psic. Yosmar Fernández CNP 19.899
Twitter: @yosmarfvillegas

La consciencia colectiva ha influido significativamente en la conceptualización de lo que es un motorizado, visto como inescrupuloso, poco precavido y hasta antisocial. Un concepto estereotipado que debe comenzar a transformarse, pues éste modela la conducta de las personas que usan moto en Venezuela.

Es decir, la mayoría de los motorizados, hacen gala al estereotipo antes mencionado, (desde la perspectiva psicológica), haciendo uso de altas velocidades, pasando por el lado derecho de los conductores, subiendo a las aceras para evitar colas, poniéndose el casco en el brazo para usarlo sólo cuando ven la alcabala, esto entre otras infracciones y en el peor de los casos son el medio de transporte de la mayoría de los antisociales para cometer sus fechorías.

Es importante entender que la moto es un medio de transporte que bien utilizado es mucho más beneficioso que los automóviles, puesto que usan menos gasolina, ocupan menos espacio al estacionar, es un medio rápido, más accesible y que puede facilitar el trabajo de muchas personas.

Su uso debe estar dentro de la normativa, respetando los estándares establecidos, para lo cual debe haber un cambio en la conciencia colectiva. De ésta manera se pudieran evitar los accidentes motorizados, o por lo menos una buena parte de ellos, lógicamente aunado a un plan de control estricto y justo entre el gobierno y las autoridades.

Es necesaria una campaña de prevención, que eduque y modele los conceptos estereotipados, para ver éste como un medio de transporte opcional respetable, y se complemente con estacionamientos para motos, centros de asesoría informativa, normativas viales, entre otros.

Todas las precauciones antes dichas, mecanismos que cambien la realidad hiriente de los accidentes motorizados, una realidad hiriente porque dentro de las consecuencias de los accidentes en moto, no solo quedan secuelas en el organismo, sino secuelas emocionales, sociales y económicas.

Dentro de las físicas están las lesiones importantes, como en el caso de un joven de 22 años que quedó parapléjico y confinado a una silla de ruedas por el resto de su vida, fracturas craneales con daños cerebrales irreparables, amputaciones y hasta la muerte.

Entre las secuelas emocionales está la depresión, los trastornos de angustia, fobias, trastornos de ansiedad generalizada, trastornos por estrés post-traumático, por estrés agudo, deseos de suicidio, estados de ánimo distímico, entre otras psicopatologías que deterioran la salud de las víctimas y sus familiares, y que ameritan de atención médica, psicológica y psiquiátrica para poder sobrellevar la situación.

Las secuelas sociales repercuten en la opinión pública, la consternación, el deterioro social, los trastornos colectivos, las movilizaciones familiares en busca de la recolección de recursos para atender las necesidades médicas de los involucrados, en las cuales participa la sociedad, entre otras que afectan a grupos y comunidades enteras.

Dentro de los daños económicos está la pérdida de bienes materiales, el uso de recursos económicos cuantificables para enfrentar las necesidades médicas y psicológicas, recurso indispensable que en caso de existir la carencia, el paciente no puede evolucionar.

A toda esta problemática se suma la condición crítica del sector salud en Venezuela en la actualidad, hecho real que genera más estados ansiosos, pues ya no se trata de recolectar los recursos, sino de conseguirlos. Por todo lo anterior, el mejor camino es la prevención.

Para lograr esto se exhorta a la comunidad a comenzar a ver la moto como un medio de transporte necesario que amerita un uso responsable, también se debe tomar conciencia desde la perspectiva del motorizado y desde la perspectiva del conductor de vehículos, para tomar la decisión de ser un buen ciudadano y evitar situaciones que tengan que lamentarse.

A los medios de comunicación se exhortan a diseñar campañas informativas que lleguen en forma significativa a los usuarios, al gobierno nacional y local a trabajar en el cumplimiento de las normativas, a luchar menos por beneficios personales y más por beneficios colectivos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario