Diván pata Todos

E/Psicología Yosmar Fernández Villegas

domingo, 13 de marzo de 2016

El Hacinamiento

E/Psic. Yosmar Fernández CNP 19.899

Twitter: @yosmarfvillegas


El hacinamiento es una condición que genera conductas particulares propias del contexto temporal y espacial en que se vive, conductas embutidas de hostilidad como consecuencia de las condiciones estresantes propias del entorno.

La persona se comporta en respuesta al sentido de preservación de su espacio privado y personal, que se ve invadido por extraños. Esto sucede cuando se debe tomar un autobús para ir de vuelta a casa en las horas pico.

La cara de pocos amigos, los empujones y hasta comentarios agresivos, son los que predominan en estas circunstancias en las que los factores ambientales (hambre, calor, fatiga laboral, problemas del día, y deseos de llegar a casa), influyen directamente en el comportamiento.

Inicialmente el sujeto tiene un patrón de conducta dispersa y luego de evitación espacial, como sistema de afrontamiento básico al estrés, pero también tiende a cumplir con un patrón de evitación social en el que se niega psicológicamente que forme parte del contexto en el que se encuentra.

Todo para reducir los niveles de estrés en situaciones en las que no puede huir realmente del contexto, así que si usted ha sido víctima de alguna respuesta agresiva por parte de alguna persona en el autobús a la hora de almorzar, ya tiene la respuesta y es que posiblemente esa persona estaba influida por el ambiente.

Esto no quiere decir que la persona agresiva está libre de responsabilidad por lo que hace, lo correcto es hacerse consciente de éste tipo de influencias para autoregular la conducta en función de mantener la calma, con ejercicios de respiración, escuchando música de su agrado a través de sus audífonos, viendo por la ventana o pensando en lo bien que la va a pasar cuando llegue a casa.


Estos mecanismos de dispersión y evitación, le harán mucho mejor que las malas caras y las malas respuestas en las denominadas y poco añoradas horas pico. Ya lo sabe, no solo debe entrenarse físicamente para ir colgando en la puerta de algún autobús, sino también mentalmente para salir ileso de la experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario