Diván pata Todos

E/Psicología Yosmar Fernández Villegas

domingo, 13 de marzo de 2016

El Hacinamiento

E/Psic. Yosmar Fernández CNP 19.899

Twitter: @yosmarfvillegas


El hacinamiento es una condición que genera conductas particulares propias del contexto temporal y espacial en que se vive, conductas embutidas de hostilidad como consecuencia de las condiciones estresantes propias del entorno.

La persona se comporta en respuesta al sentido de preservación de su espacio privado y personal, que se ve invadido por extraños. Esto sucede cuando se debe tomar un autobús para ir de vuelta a casa en las horas pico.

La cara de pocos amigos, los empujones y hasta comentarios agresivos, son los que predominan en estas circunstancias en las que los factores ambientales (hambre, calor, fatiga laboral, problemas del día, y deseos de llegar a casa), influyen directamente en el comportamiento.

Inicialmente el sujeto tiene un patrón de conducta dispersa y luego de evitación espacial, como sistema de afrontamiento básico al estrés, pero también tiende a cumplir con un patrón de evitación social en el que se niega psicológicamente que forme parte del contexto en el que se encuentra.

Todo para reducir los niveles de estrés en situaciones en las que no puede huir realmente del contexto, así que si usted ha sido víctima de alguna respuesta agresiva por parte de alguna persona en el autobús a la hora de almorzar, ya tiene la respuesta y es que posiblemente esa persona estaba influida por el ambiente.

Esto no quiere decir que la persona agresiva está libre de responsabilidad por lo que hace, lo correcto es hacerse consciente de éste tipo de influencias para autoregular la conducta en función de mantener la calma, con ejercicios de respiración, escuchando música de su agrado a través de sus audífonos, viendo por la ventana o pensando en lo bien que la va a pasar cuando llegue a casa.


Estos mecanismos de dispersión y evitación, le harán mucho mejor que las malas caras y las malas respuestas en las denominadas y poco añoradas horas pico. Ya lo sabe, no solo debe entrenarse físicamente para ir colgando en la puerta de algún autobús, sino también mentalmente para salir ileso de la experiencia.

domingo, 6 de marzo de 2016

Orientación Vocacional y Profesional

E/Psic. Yosmar Fernández CNP 19.899
Twitter: @yosmarfvillegas

La adolescencia es una etapa de transición en la vida del ser humano, en la que los cambios marcan una importante definición de su adultez. Estos cambios muchas veces generan trastornos en sus conductas y otros atraviesan la evolución de una mejor manera, pero en ambos casos es necesaria la orientación.

Orientación es el apoyo que se recibe por parte de los padres para hacer las mejores elecciones, sin embargo en muchos casos la ayuda profesional es necesaria, tal es el caso de la orientación vocacional y profesional, con la cual se orienta la persona hacia el desarrollo de su vocación y la escogencia de su profesión.

La vocación va íntimamente ligada con las habilidades, las actitudes y aptitudes, así como también los intereses del ser humano en función de su plan de vida. La profesión por su parte es aquel camino a través del cual puede desarrollar esa vocación, que en muchos casos es escogida por factores externos al sujeto y por ende no es satisfactorio.

El plan de vida son las metas que se esperan alcanzar y la forma para llegar a ellas, para lo cual es necesaria la motivación, que estará presente, sólo si la persona ha elegido bien. De ser así puede desarrollar y aprovechar todas sus potencialidades en función del beneficio social y personal, que le permitirá alcanzar el éxito.

Las bases fundamentales de la orientación vocacional y profesional son la prevención, el desarrollo y la intervención social, puesto que se hacen importantes aportes a la sociedad, cuando son insertados al campo laboral, individuos satisfechos con su vida.

Por todo lo anterior, no se debe dejar de lado la ayuda profesional a la hora de elegir el camino, pues hay muchos factores que pueden influir en la persona que necesita ser orientada, sobre todo porque se encuentra en la etapa adolescente, donde hay mayor vulnerabilidad a la sugestión.

Como factores internos interviene el autoconcepto, autoestima, identidad, personalidad, aptitudes, capacidades, intereses y valores, mientras que los factores externos que intervienen son las relaciones sociales, aspectos socioculturales, concepción de géneros y estereotipos sociales de género, información del mercado laboral y oferta educativa.


El plan de vida es necesario y una decisión correcta en la juventud, potencia la posibilidad de alcanzar el éxito y la autorrealización tan anhelada inconscientemente por todos los seres humanos. No deje de buscar la ayuda que necesita, con la persona adecuada. El Psicólogo.